La propuesta de compra de mascarillas del empresario Luis Medina entró como una más en la base de datos conjunta del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid con ofrecimientos de material sanitario. Tras el envío por correo electrónico de la oferta al Consistorio, ésta se incorporó al listado de 970 proposiciones recibidas en marzo y abril de 2020. Además, la oferta era aparentemente ventajosa en lo que se refería al tiempo de envío: «Aseguran que algunos podrían servirlos en poco tiempo», se apunta.

Esta base de datos de la Consejería de Sanidad, a la que ha tenido acceso en exclusiva OKDIARIO, se empezó a elaborar el 16 de marzo. Con la información que llegaba al correo general y público de Coordinación de la Alcaldía y a otras vías, se recogieron día a día todas las sugerencias de muy diversas compañías y particulares.

El planteamiento que traslada Luis Medina está fechado el 20 de marzo.Coincide con la afirmación del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que detalló que los emails de este empresario ahora investigado  por la Justicia llegaron en dos correos electrónicos enviados el 18 y 19 de marzo.

Un día después de la recepción del mensaje, éste se incluye en la base de datos como el resto. Posteriormente, el 24 de marzo se firma el acuerdo tras una reunión del Consejo de Administración de la empresa municipal de servicios funerarios. En dicho foro, los ediles Javier Barbero (Más Madrid) y Ramón Silva (PSOE) hacen una mención expresa, como recogen las actas de la sesión, para «agradecer y poner en valor todo el enorme trabajo que desde el Área de Hacienda se está realizando en condiciones nada fáciles». Dieron su visto buenoa los precios inflados en esos días de crisis total por falta de materiales, pero ahora se rasgan las vestiduras y cargan toda la responsabilidad en Almeida.

base de datos de ofrecimientos. clic para ampliar
Base de datos de ofrecimientos. (Clic para ampliar)

De vuelta a la base de datos de ofrecimientos empresariales, llama la atención el apartado de la oferta objeto de la controversia. Se trata de una tabla con varias columnas. En primer lugar, se contextualiza: «Sector: material sanitario». A continuación, «Recepción: Dirección General de Inspección y Ordenación Sanitaria y Gabinete de Coordinación General de la Alcaldía de Madrid)».

Sobre la oferta en sí se recoge: «Empresa: Showmethat», es decir, la compañía de Luis Medina dedicada a la moda y otros productos de lujo. Seguidamente figura: «Contacto: Luis Medina Abascal»; «Puesto: -» y «Teléfono: 666******»; «Email: lmedina@***».

Por último, en el apartado «Material ofrecido» se plasma: «Ofrecen diferentes productos sanitarios, fabricación fuera de España, pero aseguran que algunos podrían servirlos en poco tiempo. Mencionan específicamente desinfectante».

De ese apartado se entiende que Elena Collado, la funcionaria del Consistorio responsable de compras, aceptara la oferta. Al ver la referencia en la base de datos llamó a Luis Medina y éste le derivó en Alberto Luceño, el empresario que realmente tenía el contacto con la empresa malaya Leno que fabricaba mascarillas, guantes y test covid en fábricas en China.

Al revisar la base de datos se comprueba que la inmensa mayoría de ofrecimientos de empresas recibida ese día no hacían referencias a los tiempos de envío. No podían garantizar que llegarían los productos en una semana como ocurrió con las mascarillas de Medina y Luceño. Otras ofertas hablan de turnos de»envíos cada 7-10 días», «cada 8 días» o de venta de cantidades menores ya fabricadas y en stock, no de mascarillas recién fabricadas.

Por otra parte, hay mensajes de otros sectores. La base de datos tiene hojas para los ofrecimientos de alimentación, hoteles, gestión de personas, infraestructuras, tecnología, transportes y una última categoría de otros.

No quieren hablar

OKDIARIO se ha puesto en contacto con Luis Medina a través del número de teléfono y el email que aparecen en la base de datos mencionada, pero sin éxito. El empresario investigado por el Juzgado de Instrucción número 47 escuchó la nota de voz que le envió este periódico en la aplicación WhatsApp para recabar su versión, pero inmediatamente bloqueó al periodista.

Del mismo modo, Alberto Luceño tampoco ha querido ofrecer explicaciones a la opinión pública requerido por este diario. Este periódico, igualmente, ha contacto con su mujer, que reclamó parte de las mascarillas del contrato para el hospital en el que trabaja como nefróloga, el Hospital Puerta de Hierro, pero hasta el momento ha declinado hacer cualquier tipo de comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí