imposición lingüística

La encuesta de juventud del Ayuntamiento de Barcelona pone de manifiesto que solo uno de cada cuatro jóvenes residentes en la Ciudad Condal usa el catalán habitualmente. El dato es sorprendente: tras cuatro décadas de normalización lingüística en las escuelas, relegando al español a solo dos horas lectivas semanales, hoy los jóvenes usan el catalán menos que en el siglo XX.

Ha hecho más por la lengua catalana Rosalía cantando en catalán su éxito Milionària o Chanel pidiéndole a su «iaia» que le preparé «escudella» en directo y en prime time tras quedar segunda en Eurovisión, que décadas de leyes de imposición del catalán y de intento de aniquilación del español de Cataluña.

Las leyes que obligan al comercio a rotular en catalán e imponen sanciones a quien así no lo haga, las normas que obligan a los médicos a obtener el título del nivel C de catalán para ejercer en Cataluña, los reglamentos lingüísticos municipales que fuerzan a los funcionarios a dirigirse a los ciudadanos en lengua catalana, los centenares de millones gastados anualmente en TV3, los buzones en las universidades para que los alumnos denuncien de forma anónima a los profesores que impartan docencia en lengua española…

También se suma el espionaje a los niños para enmendarles si en el recreo juegan en español, las millonarias subvenciones a los medios de comunicación por usar el catalán o la obligación de emisión de un porcentaje de canciones en catalán en las radio fórmulas y la labor inquisitorial del Consejo Audiovisual de Cataluña han obrado un efecto contario y hoy el catalán es percibido por la mayoría de la juventud barcelonesa no como una lengua propia a la que querer y mimar sino como una herramienta de los poderosos, impuesta y ajena.

El catalán, una lengua de ricos

Los datos del estudio publicados por el Ayuntamiento de Barcelona ponen de manifiesto que los distritos de mayor renta per cápita, Sarrià y Les Corts junto con Gràcia, son los que más usan el catalán, aunque ninguno llega al 50 %, y los más populares como Ciutat Vella y Nou Barris es donde menos catalán se habla, en el caso de este último distrito el uso del catalán solo llega al 5,1 % de la población entre 15 y 34 años.

La encuesta municipal indica que el 26 % de los jóvenes nunca usa el catalány el 27 % afirma «usarlo poco» frente al 19 % que dice usarlo bastante y un 11 % mucho.

‘Influencers’ para el fomento del catalán

Los datos han alarmado al Ayuntamiento gobernado por Ada Colau y el PSC quienes han anunciado la puesta en marcha inmediata de un plan para incrementar el uso del catalán entre los jóvenes. La medida estrella de su plan es contratar influencers para que visiten institutos de secundaria de Barcelona y hagan perfomances ante los alumnos usando la lengua catalana. Otra de las medidas es la convocatoria de unos Juegos florales literarios exclusivamente en catalán que tendrán una categoría especifica de TikTok y otra de memes.

Asimismo el Ayuntamiento ha anunciado que creará el día de la lengua catalana en Barcelona. Desde la administración municipal no se aclaró en que consistirá esta efeméride o si incluso se declarará el día como festivo local.

Entre las medidas anunciadas por el Ayuntamiento una de las más llamativas es la de la creación de un cuerpo de voluntarios lingüísticos escogidos entre los funcionarios municipales que tendrían por misión velar por el uso del catalán entre los funcionarios del Ayuntamiento. Algunos trabajadores municipales consultados por El Debate han mostrado su preocupación por la creación de esta figura que se podría convertir en la práctica en una especie de comisario lingüístico que actuará de forma coercitiva imponiendo el uso del catalán o denunciado de forma arbitraria a los trabajadores municipales que hablaran en lengua española o atendieran a los ciudadanos en castellano.

62d1a486db563.r d.391 237

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí