La inflación impacta

Por el contrario, el encarecimiento de la leche fue del 26%; el de los huevos, del 22,4%; la carne de ave se incrementó un 17,6%; los yogures, un 17,3%; el pan, un 15,2%; las legumbres y hortalizas frescas, un 14,8%; el queso, un 14,6%, y las frutas frescas, un 12,1%.

Los productos saludables ya eran más caros que los poco aconsejables antes de que estallara la ola inflacionista, pero esa diferencia se ha agravado con la subida de precios.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) recomienda para los escolares «estimular el consumo de alimentos crudos como ensaladas. En las comidas debe haber alimentos ricos en proteínas de origen animal como lácteos, carnes y huevos en equilibrio con alimentos de origen vegetal como los cereales, legumbres, verduras y frutas. Los alimentos ricos en hidratos de carbono (pan, fideo, arroz) son muy importante porque aportan mucha energía y deben formar parte de las meriendas y almuerzos en las escuelas. Las frutas deben ser habituales y abundantes en la alimentación. El agua es la mejor bebida», recomiendan.

Consideran además que el consumo de dulces y zumos envasados «debe ser controlado» y aconsejan «controlar el exceso de grasas, azúcar y sal en las comidas». El problema está en que precisamente los dulces son los productos que menos suben.

Esta tendencia en los precios puede contribuir a un mayor consumo de alimentos ultraprocesados, responsables en gran parte del aumento de la obesidad y el sobrepeso, que según el Estudio Nutricional de la Población Española -publicado en la Revista Española de Cardiología- afecta ya al 53,6% de los españoles (22% obesidad; 31,6% sobrepeso).

Galletas, bollería, snacks, platos precocinados, refrescos… son algunos de los ultraprocesados más consumidos en el país, a pesar de la evidencia científica que demuestra su relación con el desarrollo de tumores y enfermedades cardiovasculares.

LA CESTA DE CARREFOUR, UN EJEMPLO

La subida del precio de los alimentos ha llevado a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, a presionar para conseguir que las grandes distribuidoras bajen sus precios. Carrefour ha sido la primera compañía que ha aprovechado la coyuntura para presentar una cesta de la compra de 30 productos por 30 euros, que ofrece precios moderados que se mantendrán congelados hasta 2023.

Resulta curioso que en esa cesta figuran algunos de losproductos menos saludables -que son los que menos se han encarecido- como bricks de zumo, chocolate blanco, cereales, galletas o mermelada de melocotón- pero no se incluyen fruta, leche o huevos, alimentos más saludables pero cuyo precio se ha disparado.

PERSPECTIVAS PARA LOS PRÓXIMOS MESES

Aunque de aquí a corto plazo los expertos esperan que la inflación vaya moderándose desde el nivel del 10,5% alcanzado en agosto, no hay unas perspectivas tan optimistas respecto al precio de los alimentos. Funcas espera que el IPC vaya desinflándose (10,1% en septiembre, 9,4% en octubre, 9,5% en noviembre y 8,6% en diciembre) hasta cerrar el año con un aumento promedio del 9,1%; pero cree que los alimentos frescos acelerarán las subidas hasta subir en el año un 10,9%, igual que los elaborados, para los que pronostican un aumento medio del 10%.

En 2023, cuando la inflación ya se sitúe en el 8,1% en enero y 7,5% en febrero; los alimentos elaborados subirán un 11,6% y un 10,3%, respectivamente; y los frescos, un 11,4% y 11,9%, pronostican.

Felix Odey, de la gestora de fondos

16630901320139.jpg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí