La izquierda se manifiesa

El malestar social salió a las calles de París este domingo respondiendo a la convocatoria de la Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon y apoyada por el resto de fuerzas de izquierdas.

«Todos los gastos diarios son muy difíciles. Incluso para la clase media. Francamente, la mayoría de la gente a partir del 5 o del 10 del mes ya no tiene dinero… no queda nada en la cuenta del banco. Nos vemos obligados a entrar en números rojos.» -dice Abdel Kader que es empleado de una compañía naviera. 

Sylvie, está en paro y se preocupa por el futuro:

«Afortunadamente no tengo niños pequeños porque en este momento me pregunto si sería capaz de alimentarlos. Cuando veo la situación… da miedo por los pequeños y los que vengan.»

Las cifras sobre el número de manifestantes de este domingo difieren. Los organizadores la estimaron en 140 000, mientras que las autoridades la rebajaron a 30.000. 

Anelise Borges, Euronews, París:

«La policía acaba de cortar la marcha en dos y las unidades antidisturbios están ahora detrás de nosotros empujando a los manifestantes hacia delante, pero es muy difícil avanzar, como se puede ver, también está abarrotado de gente, y en un intento de empujar a los manifestantes hacia delante han utilizado gases lacrimógenos, por eso todo el mundo a mi alrededor tose y lagrimea.»

«Somos pacíficos, no estábamos haciendo nada y sólo enviaron sus gases lacrimógenos para hacernos llorar., no sé cómo se les permite hacer esto a la gente.» -dice una mujer en la manifestación. 

En la manifestación, considerada de alto riesgo, hubo unos 2.000 efectivos, entre gendarmes y policías, preocupados sobre todo por la presencia de algunas centenas de movimientos de ultra-izquierda, como la «Acción anti-fascista», y de Chalecos Amarillos 

El desabastecimiento de carburante en varias partes del país por la huelga en las refinerías; la erosión del poder adquisitivo por la alta inflación; y una probable aprobación del plan de Presupuestos del Gobierno para el 2023 sin debate, por la vía rápida, han enturbiado el clima del país. 

Y el martes 18 será el turno de los sindicatos, que prevén una «movilización interprofesional» cuando varios sectores claves podrían resultar paralizados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí