misil

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha señalado en una rueda de prensa este miércoles que la explosión en Polonia «probablemente» fue causada por un misil de defensa antiaérea ucraniano y ha recalcado que «no hay indicios de un ataque deliberado» o de que «Rusia esté preparando acciones militares ofensivas» contra la Alianza Atlántica.

«Esto no es culpa de Ucrania. Rusia tiene la responsabilidad final mientras continúa su guerra ilegal contra Ucrania«, ha asegurado Stoltenberg tras una reunión de emergencia de embajadores aliados convocada para examinar el incidente registrado en Polonia. «Es resultado de una guerra y de una oleada de ataques contra Ucrania. Ucrania tiene el derecho de derribar esos misiles porque se dirigen a sus infraestructuras», ha añadido.

Publicidad

Asimismo, el secretario general ha afirmado que el incidente en Polonia «demuestra los peligros relacionados con esta guerra», así como «la importancia de controlar, de estar vigilantes y presentes».

Stoltenberg también ha dejado claro que «los aliados de la OTAN no forman parte del conflicto», que proporcionan ayuda a Ucrania «para que ejerza su derecho de autodefensa» y que la prioridad de la Alianza es «desplegar más sistemas de defensa aérea para Ucrania».

Por su parte, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Adrienne Watson, ha señalado que Washington no ve «nada que contradiga la evaluación preliminar» de Polonia y ha subrayado que tiene «plena confianza» en la investigación que está haciendo el Gobierno polaco sobre la explosión. «Seguiremos también en contacto con los ucranianos para recopilar cualquier información que ellos tengan sobre lo sucedido», ha añadido la portavoz.

El impacto de un misil en territorio polaco, en la localidad de Przewodów -que se encuentra cerca de la frontera con ucrania- este martes causó dos muertos y ha hecho sonar todas las alarmas en la OTAN, los países vecinos a Ucrania y en el resto del mundo ante un temor a una escalada.

No será necesario invocar el artículo 4

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha confirmado este miércoles que su país no invocará el artículo 4 de la Alianza Atlántica que prevé consultas entre aliados cuando esté amenazada «la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las partes».

«Lo que puedo decir es que la mayoría de las pruebas que hemos recogido indican que no será necesario invocar el artículo 4 de la OTAN en este momento», ha detallado Morawiecki en una rueda de prensa.

«Sin embargo, es una herramienta que todavía está en nuestras manos», ha añadido el primer ministro, quien ha asegurado que «todos los procedimientos antes de invocar el artículo 4 funcionaron».

El presidente polaco ha afirmado que «ayer fuimos testigos de un ataque masivo contra Ucrania». «Ucrania se estaba defendiendo contra el ataque, así que la culpa de todo el incidente es de Rusia«, ha recalcado.

Según los resultados iniciales de la investigación sobre el suceso «no se trata de una explosión clásica de un misil», según ha indicado Duda, quien la pasada madrugada, tras la reunión del Consejo de Seguridad polaco declaró que «es poco probable que se repita» y que consideró que no es el comienzo de un ataque organizado o intencionado.

Duda pide «tranquilidad» a los ciudadanos

El presidente polaco, Andrzej Duda, también ha asegurado este miércoles que es «probable» que el misil que impactó este martes en su territorio «fuera lanzado por Ucrania» y ha añadido que «nada indica» que se tratara de un «ataque intencionado contra Polonia«.

El mandatario ha hecho las declaraciones ante los medios en la capital polaca, Varsovia, en las que ha recalcado que «lo más probable es que el misil fue fabricado en la Unión Soviética» y del modelo S300. Horas después, el presidente ha pedido «tranquilidad» a los ciudadanos, «a pesar de que haya una guerra en nuestra frontera» y ha transmitido a los habitantes de las regiones orientales del país, que hacen frontera con Ucrania, que «no se inquieten si ven movimientos inusuales de tropas o aviones militares».

«No existe ningún peligro directo conocido para Polonia y sus ciudadanos. Tampoco tenemos señales de que haya una amenaza de que se repita la tragedia que tuvo lugar ayer, aunque los bombardeos rusos pueden tener consecuencias imprevistas», ha declarado Duda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí