bajada del IVA

La escalada en los precios del gas se ha traducido en importantes subidas en el recibo mensual. Los españoles se han tenido que resignar a ver cómo en las últimas facturas la cifra era mucho mayor que la anterior.

Esto se debe, principalmente, a que las comercializadoras, en el mercado libre, se han visto obligadas a romper de manera unilateral los contratos debido al contexto económico o que los nuevos contratos firmados el coste del kilovatio es muy superior al de hace pocos meses. En el regulado, por su parte, el precio también ha subido, pero el Gobierno impuso hace poco más de un año un tope a las llamadas tarifas TUR para evitar que absorbiera los incrementos del coste en la materia prima.

En la actualidad, existen tres tramos que van desde los cinco euros a los 22 euros, dependiendo de la potencia contratada en los costes fijos mientras que los variables van desde 0,058 euros por kw/h hasta los 0,053 euros. Se tenga contratada la tarifa de un tramo u otro, las compañías aplican adicionalmente un coste fijo. En el caso de las tarifas TUR, este es de 6,58 euros al mes para consumos inferiores a 5.000 kWh al año y de 12,39 euros mensuales para los que están por encima de los 5.000 y hasta 15.000 kWh, contando los impuestos.

Con todo, según cálculos de las asociaciones de consumidores, el recibo medio de los españoles ha subido hasta los 175 euros de aquí a final de año. Con la rebaja del IVA que prepara el Gobierno y que entrará en vigor en las próximas semanas, siempre y cuando lo apruebe el Congreso de los Diputados, un español con una factura similar se ahorrará hasta 26 euros. El gravamen, tal y como anunció Pedro Sánchez este jueves, pasará del 21% al 5%.

Sin tocar el hidrocarburo

El Gobierno se ha pensado durante meses dar el paso adelante para rebajar el IVA del gas, una medida que ha pedido reiteradamente el sector gasístico. Este lunes, El Mundo avanzaba que el PP iba a proponer dicha medida coyuntural para ponerle freno a la escalada del coste en el recibo, pero finalmente Sánchez ha dado el paso antes de que se reuniera el presidente con la principal fuerza en la oposición.

Pero a pesar de esta medida, el sector gasístico insiste en que los hogares y empresas podrían verse más aliviadas si se rebajara el impuesto de hidrocarburos. El sector está satisfecho de que por fin el Gobierno haya tomado en consideración nuestra reclamación de bajar el IVA. No tenía ningún sentido que no se diera un tratamiento simétrico y equitativo respecto de otros consumos energéticos. Ahora el Gobierno debería dar un paso más y rebajar el Impuesto Especial de Hidrocarburos” de la factura del gas, reclaman desde la patronal Sedigás.

Fuentes del sector energético, a su vez, recuerdan que la eliminación o rebaja de este gravamen se podría activar de “manera inmediata” puesto que no tiene que consultarse en Bruselas. Además, remarcan que, tal y como ha contado este periódico, la recaudación vía IVA e impuestos hidrocarburos no para de crecer gracias al efecto de la inflación.

El impuesto sobre hidrocarburos supone alrededor del 32% del precio de venta al público de los carburantes, según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP). El tributo varía dependiendo del tipo de combustible. De media, el 32% sobre el total del precio de la gasolina y del 28% en el caso del diésel pertenece a este impuesto.

bajada del IVA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí