El empresario Luis Medina aseguró al fiscal Anticorrupción que no tiene relación con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y que sólo recibió de éste un mensaje a través de WhatsApp para «darle las gracias» por la donación de 183.000 mascarillas. Así lo declaró en el único interrogatorio celebrado hasta el momento -y a cuyo vídeo ha tenido acceso OKDIARIO- en el marco de estas diligencias en las que se investigan al hijo de Naty Abascal y del fallecido duque de Feria, Rafael Medina, y a su socio Alberto Luceño, por estafar presuntamente al Consistorio madrileño en una operación de compraventa de material sanitario durante la pandemia.

Los dos empresarios «inflaron» el precio de las mascarillas, test y guantes –que conllevaron un gasto de 10,8 millones de euros al Ayuntamiento– para conseguir unas comisiones millonarias. El Consistorio es el gran perjudicado en esta estafa y así se lo ha reconocido el juez instructor Adolfo Carretero.

OKDIARIO ha tenido acceso en exclusiva al interrogatorio de Medina que tuvo lugar el pasado 13 de abril de 2021 en la sede de Fiscalía Anticorrupción, en la calle Manuel Silvela número 4. Medina asegura al fiscal que él se puso en contacto con el Ayuntamiento a instancias del otro empresario, Alberto Luceño, que es el que quiere vender su producto. El primero conocía a la directora de una universidad, María Díaz de la Cebosa, que a su vez era amiga supuestamente del hermano del alcalde.

Tal es la falta de relación con el regidor madrileño que confunde a un hipotético hermano de Almeida con un primo. En todo caso, el primo de Almeida le remitió al correo genérico de la Coordinación de la Alcaldía como al resto de empresarios. A continuación, como ofrecen traer el material con el compromiso de no tardar muchos días, les contacta una trabajadora del Consistorio, Elena Collado, de la concejalía de Hacienda. Este periódico reproduce el contenido de la declaración.

– Fiscal: Me ha dicho usted que Alberto Luceño le pidió que buscara clientes en España.

– Luis Medina: Sí, él me dijo «mira, Luis, yo tengo el producto y si tú sabes de alguno…». Yo conocía a alguien cercano al Ayuntamiento y como estábamos encerrados y viendo que no llegaba material, pues empecé a moverme.

– Fiscal: ¿Me puede decir las gestiones con el Ayuntamiento de Madrid?

– Luis Medina: Simplemente poner en contacto a…

– Fiscal: Sí, pero ¿con quién habló del Ayuntamiento de Madrid?

– Luis Medina: Con Elena Collado.

– Fiscal: ¿Y antes de Elena Collado habló con otra persona?

– Luis Medina: A mí quien me pasa el contacto con el Ayuntamiento es la directora de mi antigua universidad.

– Fiscal: ¿Nos puede decir el nombre?

– Luis Medina: Se llama María Díaz de la Cebosa y ella me dice, «Luis, yo conozco bien al hermano del alcalde, a Carlos». Me da su número y éste me pasa el contacto de la persona.

– Fiscal: ¿Hablo usted con el alcalde personalmente de este tema?

– Luis Medina: ¿De esto? En ese momento, no.

– Fiscal: ¿Y más adelante?

– Luis Medina: Una vez que se dio todo (la operación de compraventa), Elena Collado (una responsable de compras del Ayuntamiento) me dijo: «Oye, el alcalde te quiere agradecer» y me escribió para darme las gracias y ya está y nunca más.

– Fiscal: ¿Le escribió un mensaje?

– Luis Medina: Sí, me escribió un WhatsApp que lo puede ver en mi teléfono y ya está.

– Fiscal: El 26 de marzo, Alberto Luceño le escribió un mensaje a Elena Collado que dice: «Perfecto, gracias. Ya me ha dicho Luis que le llamó Almeida».

– Luis Medina: Sí, me llamó o me escribió –no lo recuerdo– para darme las gracias.

– Fiscal: ¿Antes del 26 de marzo usted no había hablado con el alcalde?

– Luis Medina: Yo me lo había cruzado una vez y de hecho estaba bastante cabreado. Le explico brevemente, yo trabajaba en una empresa de moda y conseguí que un fotógrafo muy conocido que se llama Mario Testino viniera a Madrid para hacer una exposición de su obra en la capital. Estuvimos hablando con trabajadores de la Consejería de Cultura, a través de Andrea Levy, para que nos cedieran un espacio dentro del Ayuntamiento. Nos ofrecieron todo, el alcalde se hizo una foto con el fotógrafo y dos semanas después nos dijeron que no se podía ceder el espacio. Entonces, yo estaba… (enfadado). Vamos, que yo no tengo ninguna relación con… si es por dónde van un poco los tiros.

– Fiscal: No, lo que quería saber es cómo llega usted al Ayuntamiento de Madrid.

– Luis Medina: Bueno, usted sabe que es relativamente sencillo y más en ese momento con este tema en concreto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí