Entre chaparrón y chaparrón, ayer los gobiernos español y catalán encontraron el momento para comunicar simultáneamente en plena festividad de Sant Jordi que han acordado un encuentro para hoy a las 10 de la mañana en el Palau de la Generalitat. Uno de los dos protagonistas será el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que intentará limar asperezas con la consellera de Presidència, Laura Vilagrà, y dar explicaciones de todo lo que rodea al espionaje a más de sesenta activistas y políticos independentistas, abogados y periodistas, entre otros, con Pegasus.

¿Quieres recibir gratis la newsletter de Las claves del día?

El encuentro llega en un momento en que el independentismo se encuentra marcadamente airado por las escuchas que atribuye al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que depende del Ministerio de Defensa, que dirige Margarita Robles.

Será “un tanteo”, puntualizan desde la Generalitat, ya que no será un vis a vis entre los presidentes Pedro Sánchez y Pere Aragonès, como ha insistido varias veces en que se dé el jefe del Govern catalán. Tampoco estará Robles, razón por la cual el Ejecutivo de Aragonès lo enmarca en “una primera toma de con­tacto”.Lee también

Yolanda Díaz teme que la espíen cuando habla por teléfono

La Vanguardia

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, interviene durante su visita a la fábrica Alstom Transporte, a 22 de abril de 2022, en Santa Perpètua de Mogoda, Barcelona, Cataluña (España). La compañía lleva más de 150 años fabricando trenes en España, con una larga trayectoria de innovación y compromiso con el desarrollo económico e industrial de España. La empresa que lidera proyectos de movilidad en todo el mundo, celebra esta semana el 30 aniversario de la llegada de la alta velocidad a España. Después, la ministra recorrerá el Centro de Recursos del Vehículo Eléctrico (CREVE) y las instalaciones de la Industria 4.0 SPMakers. Por la tarde, la vicepresidenta iniciará una ruta cultural por Barcelona, coincidiendo con el Día de Sant Jordi, mañana 23 de abril.
22 ABRIL 2022;CATALUNYA;INDUSTRIA;TRANSPORTE;TREN;CHALECO SEGURIDAD;
David Zorrakino / Europa Press
22/04/2022

Y es que la confianza hacia la Moncloa, y en especial hacia el PSOE, es casi nula. El Govern ha congelado toda relación política y bilateral –no así las reuniones de carácter técnico y sectorial– y ha preferido situar la pelota en el tejado de Pedro Sánchez. El problema es que la pelota continúa colgada allí arriba, porque ni el encuentro de hoy con todo un ministro de la Presidencia es suficiente, en opinión del independentismo, para conseguir que toque el suelo.

Según señalan desde la Moncloa, en los últimos días se han venido produciendo varios contactos entre miembros de los dos gobiernos que han propiciado la reunión de este domingo “para continuar con el diálogo”. Además, subrayan que para el Gobierno “es muy importante” seguir manteniendo “la misma voluntad de diálogo que se ha venido practicante hasta ahora”. El gesto se produce unos días antes de la votación del jueves en el Congreso de los Diputados que tendría que convalidar el decreto para hacer frente a las consecuencias en España de la guerra en Ucrania. El aval de ERC es, hoy por hoy, imprescindible para que no decaiga.

Ayer quien estaba en Barcelona, con motivo de la festividad de Sant Jordi, fue Yolanda Díaz. No se vio con Pere Aragonès, pero la vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Unidas Podemos no evitó poner bajo la sombra de la duda a los socialistas, socios en la Moncloa. Lo hizo en Catalunya Ràdio con unas declaraciones curiosas. Ante la pregunta de si teme que la puedan espiar respondió: “Sí, lo digo francamente, sí”.

Aragonès considera que “no tiene ningún sentido” que guarde silencio el presidente del Ejecutivo

La vicepresidenta añadió que los hechos “son muy graves” y que “no son soportables en una sociedad democrática” como la española. Insistió en que antes de sacar adelante las acciones que haga falta quiere ser prudente y que será Robles la encargada de dar explicaciones en el Congreso. Algo que también recordó ayer Miquel Iceta, ministro de Cultura. Díaz pidió transparencia, pero justificó el silencio de Sánchez sobre el espionaje todos estos días: “Está teniendo agendas intensas”.

De hecho, este silencio es el que más molesta en el Govern. “No tiene ningún sentido que hoy día el presidente del Gobierno español todavía no haya ofrecido una explicación”, aseguró Aragonès tras afirmar que se trata del caso “de espionaje más grave que se ha conocido en democracia”.

“¿Hasta cuándo piensa esconderse Pedro Sánchez?”, decía mucho más elocuentemente, por ejemplo, el presidente de Òmnium Cultural, Xavier Antich.Lee también

Aragonès cree que «no tiene ningún sentido» el silencio de Sánchez sobre el espionaje

Àlex Tort

Horizontal

Otros, como el líder del PP en Catalunya, Alejandro Fernández, también apelaron a la prudencia. Una prudencia de más largo recorrido que la de Díaz, sin embargo, ya que pidió conservarla hasta que se pronuncie la justicia.

Aragonès confía en un cara a cara con Sánchez para que le comunique las aclaraciones que considera oportunas, y en el Govern tienen claro que el encuentro de hoy entre Bolaños y Vilagrà no sustituye en ningún caso el que presumiblemente se pueda producir más adelante entre los dos presidentes.

Pero estas reuniones no son santo de la devoción del independentismo. Eulàlia Reguant, de la CUP, advirtió que “si el Govern y la Moncloa creen que así cerrarán el escándalo de espionaje, es que se les importa un comino la vulneración de derechos”. Su compañero de filas Carles Riera exigió reconocimiento público, depuración de responsabilidad y garantías de que no se vuelva a repetir.

Junts avisa de que “el único anuncio” que espera del encuentro es la apertura de una investigación

En Junts, socios de Esquerra en el Govern de la Generalitat, tampoco las tienen todas. Enseguida emitieron un comunicado en que expresaban que “el único anuncio” que esperan del Ejecutivo español en esta reunión es la apertura de una investigación sobre el espionaje. En caso contrario, aseguran que los miembros de Junts en el Govern mantendrán “congeladas” las relaciones con Madrid. Fuentes del Govern constatan que Pere Aragonès llamó al mediodía al vicepresident Jordi Puigneró ( JxCat) y que no expresó “ninguna queja” y “agradeció” que le informara sobre la reunión.

El presidente del partido, Carles Puigdemont, fue más allá y manifestó que “el diálogo no existe. “ Ya hace mucho tiempo que dura la comedia”, añadió. Y Laura Borràs volvió a reclamar dimisiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí