Nadal sufre

Tras perder 2-6 el primer parcial y entregar tres veces consecutivas su saque en el segundo set, el español Rafa Nadal ha reaccionado a tiempo y con una nueva prueba de superación ha remontado para triunfar este jueves ante el italiano Fabio Fognini y plantarse en la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos.

Nadal, ganador de 22 ‘grandes’ y cuatro veces campeón en Flushing Meadows, ha ganado a Fognini por 2-6, 6-4, 6-2 y 6-1 en dos horas y 42 minutos y se citó en la próxima ronda con el francés Richard Gasquet, el jugador contra el que tiene el mejor balance de su carrera (17-0).

Seguirá peleando por su quinta corona en Nueva York, algo que le permitiría igualar las marcas de Jimmy Connors, Roger Federer y Pete Sampras.

Para Nadal fue la victoria número 22 en superficie rápida este año, con tan solo dos derrotas, una en la final de Indian Wells y otra en Cincinnati. La de este jueves le entregó el billete para las Finales ATP de Turín, que se disputarán del 13 al 20 de noviembre.

Marcarán su regreso a ese escenario tras su ausencia de 2021 y el mallorquín tendrá una nueva oportunidad para poner las manos en un trofeo todavía se le resiste.

Sufre con el saque

Con un tenis sólido, profundo y de alta calidad, Fognini tardó tan solo 34 minutos para tomar ventaja de un set con un autoritario 6-2, fruto de una rotura en el segundo turno de Nadal al saque y de otra en el séptimo juego.

Nadal no logró coger ritmo y cometió muchos errores no forzados, en particular con su derecha, lo que permitió al italiano, que llegó a ser número nueve del mundo en 2019, ganar confianza.

El mallorquín no conseguía encontrar su tenis y sus gestos lo confirmaban. Entregó su saque cuatro veces consecutivas entre el final del primer parcial y el comienzo del segundo, pero unas indecisiones con el servicio de Fognini hicieron que la segunda manga comenzara con un intercambio de roturas.

Al perder su cuarto turno seguido al servicio, Nadal pidió asistencia médica para solucionar unas molestias en un dedo, pero poco a poco logró salir del momento más complicado y tomar impulso técnico y mental.

Nadal reacciona a tiempo

Logró recuperar el ‘break’ y su saque comenzó a funcionar, lo que le permitió emerger de un duro 2-4 e igualar el partido con un 6-4 de trascendental importancia.

Fognini, que había sido intratable en el primer set, comenzó a encadenar errores gratuitos, en particular con la derecha, y Nadal, pese a ceder de nuevo su servicio al comienzo del tercer parcial, siguió consiguiendo roturas con relativa facilidad.

Eso le permitió tomar el mando de las operaciones y desarmar a Fognini, hasta completar su remontada al ganar el tercer parcial por un duro 6-2 que demostraba que lo peor había pasado para el mallorquín.

Los números reflejaban un cambio radical en su juego, con un 71 % de respuestas en el primer set y un asombroso 97 % en los dos siguientes.

A Rafa se le vio de nuevo brillante en los movimientos y cómodo a la hora de conectar remates de alto nivel de dificultad, al tiempo que a Fognini se le iba acabando la gasolina. El italiano venía de una primera ronda muy exigente, en la que remontó dos parciales de desventaja para ganar al ruso Aslan Karatsev.

Susto por un golpe en la nariz

No dejó de pisar el acelerador y se escapó sin apuros hacia el 3-0 en el cuarto set. Eso sí, en ese momento tuvo que pararse durante algunos minutos tras sufrir un fuerte golpe en la nariz con su raqueta.

En el intento de conectar un revés, Rafa golpeó con su raqueta al suelo y esta rebotó hasta impactar con violencia en la nariz.

Le provocó un vistoso corte que le obligó a pedir un tiempo muerto médico para parar la hemorragia y recuperar lucidez.

El golpe rompió su concentración y Fognini encadenó seis puntos consecutivos. Rafa necesitó anular dos bolas de rotura, primero con un saque ganador y luego con un gran revés pasante, para abrirse el camino hacia la tercera ronda.

i

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí