Inglaterra primera Eurocopa

La selección inglesa se corona en casa y en la Eurocopa Femenina 2022 tras ganar por la mínima (2-1) a la ocho veces campeona del torneo Alemania y logra la primera estrella europea de su historia. ‘Las Lionessas’ lograron imponerse en su propia feudo con el tanto de Kelly en la prórroga tras empatar en los 90 minutos con los goles de Toone y Magull.  

Las germanas nunca habían perdido una final continental y continúan sin lograr el título europeo desde 2013. El cuadro teutón dispuso de numerosas ocasiones para llevarse la corona, pero la zaga inglesa sacó las infinitas oportunidades en contra en la primera mitad. Popp no pudo jugar la gran final por una lesión muscular y Alemania se resintió en zona ofensiva. 

Las británicas se adelantaron con el tanto de Toone a los 62 minutos, pero Magull puso el empate en el marcador con un trallazo a diez del final. En la prórroga, Kelly desniveló la balanza aprovechando un error de la meta alemana y coloca la primera estrella europea de la historia en la camiseta de los ‘three lions’.

Inglaterra consigue la primera Eurocopa de la historia y lo hace delante de los 87.000 espectadores que se congregaron en Wembley para ver a su selección conquistar el torneo en su propio país. El partido tuvo también polémica ya que Alemania pudo adelantarse en el marcador con un penalti claro que la colegiada no pitó en la primera mitad por mano de la defensa británica. 

Earps salva a Inglaterra en medio de la polémica

Ante más de 90.000 personasAlemania e Inglaterra saltaron al césped del templo del fútbol con la idea de dominar los primeros compases del partido. La primera de la gran final de la Eurocopa fue para las locales. White remataba un centro medido Kirby en el área pequeña, pero la máxima goleadora histórica de las ‘lionessas’ enviaba su cabezazo a las manos de Frohms, portera del Eintracht de Frankfurt

Sin embargo, las teutonas no iban a ser menos y Dabritz iba a disponer de una gran ocasión. La mediocentro se plantaba dentro del área sin apenas oposición y su disparo se topaba con la zaga británica cuando parecía que el primer gol iba a subir al marcador. Mead se encontraba cómoda en banda izquierda y estaba creando peligro con transiciones rápidas y con una velocidad endiablada. 

La baja de última hora de Popp mermaba las opciones germanas, pero Oberdorf, Magull y Dabritz dominaban la sala de máquinas a su antojo en los primeros minutos de juego de la final. Inglaterra sabía del potencial de la ocho veces campeona de Europa y utilizó el balón parado para hacer daño.

Luzy Bronce, que ya había marcado de cabeza en este torneo, tuvo la primera desde el córner izquierdo, aunque su su testarazo iba demasiado blando como para poner en apuros la portería germana.

No obstante, las alemanas respondían con la misma moneda en la mejor ocasión de los primeros 25 minutos. Hegering remataba de cabeza en área pequeña con todo a favor y Earps se bestía de heroína para salvar el tanto visitante con una parada en boca de gol que ponía los corazones de Wembley en un puño. La afición alemana pidió penalti en esa jugada por una posible mano, pero la colegiada decretó que no había nada.

Se cumplía la primera media hora con ocasiones para ambos países y con una intensidad esperada teniendo en cuenta el escenario del choque. Las anfitrionas se estiraban y White dispuso en sus botas de una ocasion inmejorable para poner patas arriba Wembley. La atacante del Manchester City remataba con pierna derecha en la frontal y su golpeo lo tocaba con la punta de los dedos Frohms para salvar a su equipo.

Toone adelanta a la anfitriona y Magull silencia Wembley

Los segundos 45 minutos empezaron vibrantes. Alemania salió decidida a buscar su novena corona y Wassmuth pudo colocar el gol de las germanas en el luminoso en un mano a mano errado. La extremo del Wolsburgo se plantó completamente sola ante Earps, pero el chut fue muy blandito a las manos de la cancerbera inglesa. 

Magull tambiéndispuso de la enésima ocasión del partido para las alemanas, aunque su disparo en el área pequeña se iba sorprendentemente desviado con todo para marcar la primera diana del choque. Las reinas de Europa sorprendieron a la anfitriona a la salida de vestuarios y las ‘lionessas’ se veían superadas en el inicio del segundo round

La delantera sustituta de Popp, Lea Schuller, se sumó a la fiesta de los errores con un nuevo error delante de la portería inglesa. La ariete del Bayern no conseguía empujar a portería un pase filtrado por dentro y Earps atrapaba el esférico in extremis para salvar el tanto alemán. 

Pero el que falla, al final lo paga y fue lo que le ocurrió a las teutonas. Inglaterra se adelantaba en el luminoso tras una galopada de Toone desde prácticamente medio campo. La futbolista del Manchester United se plantaba sin oposición ante Frohms y picaba la pelota por encima de la portera alemana para adelantar a las anfitrionas en Wembley

Los nervios se apoderaron de la ocho veces campeona del torneo y las prisas empezaron a dejarse ver sobre el verde del templo del fútbol. Magull se remangó y estuvo a punto de empatar el partido en la jugada posterior. La mediocentro alemana remataba con potencia en el costado derecho y su disparo se topaba con el larguero. En el rechace, Schuller lo intentaba con un disparo mordido, pero atrapaba en dos tiempos Earps

Sin embargo, la propia Magull iba a silenciar Wembley cuando parecía que el título se iba a quedar en casa. Jugada en el carril diestro, Wassmuth filtra el pase por dentro y la atacante del Bayern fusila a Earps dejando helado el estadio inglés y poniendo el empate en el marcador a falta de diez minutos para el final. 

Kelly coloca la primera estrella europea de la historia para la anfitriona

El partido se calmó y las dos selecciones firmaron un pacto de no agresión para llegar a la prórroga sin hacerse daño. Alemanas e inglesas sabían que un error podía dejarles sin el título y no se atrevieron a intentarlo en los segundos finales. 

El tiempo extra siguió por los mismos derroteros que el final del choque. Alemania buscaba algún pase en largo para crear peligro en ambos costados e Inglaterra lo intentaba a la contra sin poner en apuros a la defensa germana. El partido se enrareció y las patadas y faltas hicieron acto de presencia en Wembley en una prórroga sin oportunidades de gol en la primera mitad. 

Sin embargo, el partido iba a cambiar de cabo a rabo con el segundo de las inglesas al inicio de los últimos 15 minutos. Kelly aprovechaba una serie de rechaces en el área pequeña y empujaba el esférico al fondo de las mallas para poner el delirio en el estadio británico. La jugadora del Manchester City se quitaba la camiseta y celebraba con sus compañeras el casi seguro título de la Eurocopa.

En las postrimerías de la prórroga, Alemania lo intentó con más corazón que cabeza y no fue capaz de crear ni una sola ocasión de gol para mandar la final a los penaltis. La colegiada añadió dos minutos al partido, pero el marcador no se volvió a mover. 

Inglaterra consigue la primera Eurocopa de su historia y se venga de la final que perdieron contra Alemania en el año 2009. Por su parte, las alemanas pierden la primera final continental de su historia y no logran levantar este torneo desde 2013. Wembley vibró con el pitido final e Inglaterra estará de fiesta durante los próximos días.

093d197428b4e7a33393fd2a17332889

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí