Queca Campillo

El documental de HBO Max Salvar al Rey ha dejado nuevos y viejos testimonios en torno a la figura de Juan Carlos I, de quien se ha sabido que finalmente sí asistirá, en compañía de Sofía de Grecia, al funeral de la reina Isabel II.

Queca Campillo

El documental de varias horas fue analizado por la crónica rosa de Es la mañana de Federico, en concreto la figura de la fotógrafa Queca Campillo, una gran profesional de los medios de comunicación -fallecida de cáncer en 2015- y de la cual el citado documental ha divulgado valiosos audios que han recuperado los rumores de su relación muy cercana -y muy discreta- con el rey emérito.

El rey Juan Carlos tiene intención de acudir al funeral de Isabel II pese al rechazo de SánchezChic/Agencias

Campillo fue una de las primeras reporteras gráficas españolas y ha trabajado con miembros de la crónica rosa como la periodista Paloma Barrientos, que habló largo y tendido y con mucho afecto de su antigua compañera. Respecto a una posible relación sentimental con Juan Carlos, aseguró que era algo que «todos sabíamos. Pero ¿hasta que punto era esa relación?«, dijo, citando una pregunta constante en el entorno periodístico de la época.

Campillo, cacereña de nacimiento, y el entonces Rey empezaron su relación en los 80. A la muerte de Franco y a través de su puesto en la revista Tiempo fue la única fotógrafa acreditada den l Congreso y con acceso, por tanto, a la Familia Real. Licenciada en Filosofía Letras y Premio Nacional de Periodismo, entonces estaba casada y tenía una hija.
Queca murió en 2015 de un cáncer fulminante, pero grabó sus memorias en una colección de cintas donde cuenta con pelos y señales su relación con Juan Carlos. Y su hija Carmen ha sido quien ha revelado estos documentos al documental de HBO. Unas cintas de las que nadie sabía su existencia, tal y como se aseveró en la crónica rosa.

Los lazos históricos y familiares que unen a Felipe VI y la tía LilibethLibertad Digital

Un espacio que, en opinión de Federico Jiménez Losantos, que está diseñado para «atizar al rey Felipe en la cabeza del padre, como todos estas operaciones«. Y respecto al documental, según la subdirectora de Es la mañana de Federico, Isabel González, se trata de una narración «deslabazada, incompleta, una macedonia de frutas donde han metido todo lo que han podido. Siempre recurren a las mismas voces para narra una historia que puede ser contada por otras personas. Deberían haber llamado también a figuras de la época»… como la propia Paloma Barrientos, que trabajó 18 años con la propia Campillo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí