Reyerta en Alcalá de Henares 

Las fiestas de Alcalá de Henares no podían haber terminado el sábado de peor manera. La noche se convirtió en un caos por culpa de una pelea. Miedo, tensión y carreras desesperadas entre los participantes.

El balance final: cuatro agentes heridos por policontusiones, patrullas destrozadas y un detenido por desorden público.

Todo por una reyerta

Los vídeos compartidos por algunas de las personas que vivieron la tensión de aquel momento refleja el pánico por el que pasaron.

Muchos aseguraron en un momento haber escuchado un tiroteo en plena calle, aunque fuentes policiales y el Ayuntamiento de Alcalá de Henares lo desmienten. Tampoco ha habido heridos de gravedad.

Una reyerta entre bandas latinas pudo ser el detonante de todo, con intervención de la Policía Nacional, que se vio obligada a desalojar el recinto ferial, según han confirmado fuentes del Ayuntamiento de la localidad y testigos presenciales.

El desalojo comenzó en torno a las cuatro de la madrugada, una hora antes de la hora prevista de cierre del recinto ferial.

Los policías se acercaron a las personas que participaban en la pelea y sufrieron lanzamientos de piedras, botellas y objetos contundentes. Los agentes lograron hacer una barrera en línea para avanzar pero los participantes lograron sobrepasar la línea por los alborotadores.

Las calles se llenaron de jóvenes que huían desesperados de un ‘campo de batalla’, con peleas constantes en cada rincón.

El recinto ferial tuvo que ser desalojado, pero no hubo heridos de gravedad

Tras el desalojo los altercados se trasladaron a la Plaza de la Juventud (donde se celebraba un macrobotellón) y calles aledañas, como la avenida de Lope de Figueroa, donde se produjeron cargas de los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Cuando los agentes se encontraban en las proximidades, los jóvenes comenzaron a lanzar piedras, troncos al estar un río en las proximidades, vallas y otros objetos.

Incluso llegaron a montar una barricada en una rotonda con quema de contenedores. Los agentes lograron dispersar a los jóvenes y les condujeron a la estación de Renfe para evitar nuevos incidentes. El operativo se dio por concluido a las ocho de la mañana de este domingo.

Poco a poco, Alcalá vuelve a la tranquilidad tras los momentos de tensión. El consistorio alcalaíno insiste: no hubo tiroteos ni apuñalamientos, siendo los protagonistas de los altercados jóvenes, entre ellos que no eran del municipio, que asistían a las fiestas y al macrobotellón.

Reacciones políticas

En un comunicado, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha manifestado su tristeza y repulsa ante los lamentables incidentes ocasionados por un grupo minoritario de 20-30 personas aparentemente organizadas, así como el apoyo a los Cuerpos Policiales.

Por su parte, Judith Piquet, portavoz Grupo Concejales del Partido Popular Ayuntamiento de Alcalá de Henares, transmite sus deseos de pronta recuperación a los agentes heridos y recuerda una petición que hicieron al alcalde del municipio:

«Ahora es cuando esta propuesta vuelve a recordarnos que no era una alarma, sino una petición sensata», recuerda en este tuit la concejala popular.

alcala

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí