bomba sucia

Los países occidentales han advertido este lunes que Rusia está preparando una nueva escalada de la guerra con el falso pretexto de que Ucrania está planeando utilizar una ‘bomba sucia’, una bomba radioactiva. Ante esta situación, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos y el jefe del Estado Mayor General de Rusia han vuelto a hablar, una conversación que Moscú ha utilizado para repetir su acusación a Ucrania

Mientras las fuerzas ucranianas avanzaban hacia la provincia de Jersón, ocupada por Rusia, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, llamó este domingo por teléfono a sus homólogos de países occidentales para denunciar que Kiev planeaba usar la conocida como «bomba sucia». En una declaración conjunta, los ministros de Exteriores de Francia, Reino Unido y Estados Unidos rechazaron las acusaciones y reafirmaron su apoyo a Ucrania.

«Nuestros países han dejado claro que todos rechazamos las acusaciones transparentemente falsas de Rusia de que Ucrania se está preparando para utilizar una bomba sucia en su propio territorio», han dicho. «El mundo vería cualquier intento de utilizar esta alegación como un pretexto para la escalada».

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha afirmado este lunes que los aliados de la Alianza Atlántica rechazan la acusación de Rusia y ha informado de que ha hablado con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, y su homólogo británico, Ben Wallace, sobre el asunto. Además, Stoltenberg ha señalado que «Rusia no debe usarlo como pretexto para una escalada».

Por su parte, Ucrania ha negado estas acusaciones y el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, afirmó en un discurso que la acusación de Moscú era una señal de que planeaba llevar a cabo un ataque de este tipo para después acusar a Kiev.

El Kremlin asegura que la amenaza es «real»

El Kremlin ha advertido este lunes de que la amenaza del posible uso de una «bomba sucia» por parte de las autoridades ucranianas es «real», poco después de que Zelenski negara tajantemente dichos planes.

«El que haya desconfianza hacia la información proporcionada por la parte rusa no significa que la amenaza del uso de una ‘bomba sucia’ no existe. La amenaza es real«, ha señalado el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, quien ha añadido que la respectiva información fue comunicada por el ministro de Defensa rusa a sus homólogos de Reino Unido, Francia y Estados Unidos. «Ahora es asunto suyo si se lo creen o no», ha recalcado.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dimitro Kuleba, ha señalado en un mensaje en Twitter que ha hablado con el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, y que ambos coinciden en que «la campaña de desinformación de Rusia sobre la ‘bomba sucia’ podría tener como objetivo crear un pretexto para una operación de falsa bandera«.

Las ‘bombas sucias’, también conocidas como dispositivo de dispersión radiológica, son una combinación de explosivos, como la dinamita, y polvo o perdigones radiactivos. Una ‘bomba sucia’ no puede generar una explosión atómica, pero cuando son detonados, el impacto despide materiales radioactivos en el área.

El principal peligro de este tipo de bombas deriva de la explosión, no de la radiación, que puede causar lesiones de gravedad y daños materiales.

El OIEA enviará expertos a Ucrania

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha aceptado una oferta de Kiev para que expertos de la agencia descarten sobre el terreno las sospechas rusas sobre el posible uso de una «bomba sucia».

«Al contrario que Rusia, Ucrania siempre ha sido y seguirá siendo transparente. No tenemos nada que esconder«, ha señalado Kuleba al anunciar que el director del OIEA, Rafael Grossi, había aceptado la oferta.

Por su parte, la agencia ha dicho estar al tanto de las declaraciones cruzadas entre los dos países y ha confirmado una invitación de Kuleba para tratar el tema. «Estamos analizándolo», han señalado fuentes consultadas por Europa Press.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí