Rusia vuelve a bombardear Kiev

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha acusado a Occidente de dilatar la guerra en Ucrania con sus constantes envíos de armas a las fuerzas ucranianas que combaten contra la invasión rusa antes de avisar de que su país podría comenzar a atacar nuevos objetivos si descubre que están llegando misiles de largo alcance a manos de los defensores ucranianos.

«Todo este alboroto sobre las entregas adicionales de armas tiene, en mi opinión, un solo objetivo, prolongar el conflicto armado el mayor tiempo posible«, ha hecho saber durante una entrevista con la cadena pública Rossiya-1 de la que se están emitiendo extractos a lo largo del fin de semana. Putin se ha centrado especialmente en el envío de sistemas de lanzacohetes múltiples MLRS que prepara Estados Unidos, capacitados para alcanzar territorio ruso.

En un primer momento, ha restado importancia a la partida, que ha entendido como una forma de compensar las pérdidas de las fuerzas ucranianas en lo que a estos sistemas se refiere. Además, Putin llamó la atención sobre el hecho de que el alcance de este sistema «no depende del sistema en sí, sino de los misiles que se utilizan».

Amenaza con ampliar sus objetivos

Sin embargo, el presidente ruso ha avisado de que, en el caso de que Ucrania reciba misiles de largo alcance para su uso en estos MLRS, Rusia podría alterar significativamente sus planes en la contienda. «Sacaríamos conclusiones y atacaríamos objetivos a los que no nos hemos acercado hasta ahora», ha avisado.

Mientras tanto, Putin asegura que la llegada de los MLRS en sí «no cambia nada». «El Ejército ucraniano está armado con sistemas similares de producción soviética. Asumimos que este suministro de Estados Unidos y algunos otros países está relacionado con la reposición de las pérdidas de este equipo militar, ha declarado Putin.

El presidente, en un extracto anterior, ya presumió de la labor de los equipos antiaéreos rusos que están derribando por «docenas» las armas enviadas por los países occidentales a Ucrania. «Se rompen como nueces. Decenas de ellas han sido destruidas«, afirmó en una pieza emitida el sábado.

Ucrania denuncia una nueva serie de bombardeos rusos en el este de Kiev

Entretanto, el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, ha informado de al menos un herido durante una serie de bombardeos rusos efectuados este domingo contra los distritos de Dárnytsia y Dneprovsky, en el sur de la capital ucraniana. En un mensaje publicado en Telegram, el alcalde ha explicado que los bombardeos, ocurridos a primera hora de la mañana, no han causado importantes daños a la infraestructura de la ciudad. «Los servicios urbanos siguen operativos en las zonas afectadas», ha explicado el alcalde.

También en las últimas horas ha sido derribado un misil ruso sobre el distrito de Obukhiv, a unos 25 kilómetros al sur de la capital, según ha hecho saber la administración regional de Kiev en un comunicado, también publicado en su cuenta de Telegram.

Un misil ruso a punto de alcanzar la principal planta nuclear del sur de Ucrania

Además, las autoridades ucranianas han denunciado este domingo que un misil ruso ha pasado peligrosamente cerca de la planta de energía nuclear de Pivdennoukrainsk, en el sur del país, en un incidente que han calificado directamente de «acto de terrorismo nuclear«.

La operadora estatal de energía nuclear, Energoatom, ha precisado que el incidente ha ocurrido en torno a las 05.30 de esta madrugada cuando un misil de crucero ruso, «similar al modelo ‘Kalibr'», sobrevoló la planta a una proximidad «crítica» durante unos instantes antes de seguir su recorrido. «Probablemente, el cohete iba en dirección a Kiev, donde se han escuchado explosiones esta mañana», ha estimado Energoatom en su canal de Telegram. Varios misiles han impactado este domingo en la capital ucraniana tras semanas de relativa calma y al menos una persona ha resultado herida.

Kiev se encuentra a unos 350 kilómetros al norte de la planta

La operadora ucraniana ha denunciado que «Rusia sigue representando una amenaza para la seguridad nuclear de las centrales nucleares de Ucrania y amenaza al mundo con una nueva catástrofe nuclear». En opinión de los responsables de Energoatom, los rusos «parece que siguen sin entender que incluso el fragmento más pequeño de un misil puede causar una catástrofe si acaba impactando contra una unidad en funcionamiento» de una central nuclear.

Un incidente similar, ocurrido en abril, desató la firme condena de la agencia nuclear de la ONU, que lanzó una investigación al respecto. «Un misil de este tipo podría haber tenido un grave en la integridad física de la central nuclear, lo que podría conducir a un accidente nuclear», lamentó el director del Organismo Internacional para la Energía Atómica, Rafael Mariano Grossi, en un comunicado.

vertical

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí