Sánchez blinda a Marlaska

Ni el cerco de sus socios de Podemos, ni el de sus aliados parlamentarios. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está decidido a sostener a su ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pese a la ofensiva parlamentaria sobre la tragedia humanitaria en Melilla que utiliza la oposición del arco parlamentario de izquierdas para derrocarle. Fuentes de Moncloa consultadas por THE OBJECTIVE aseguran que «no va a caer» en la futura crisis de gobierno que el jefe del Ejecutivo pretende acometer en torno al mes de febrero para dar salida a sus candidatas a las elecciones municipales en mayo de 2023. 

Marlaska se situaba como líder en las quinielas para concurrir a la candidatura socialista al Ayuntamiento de Madrid pero el documental de la BBC y los vídeos que contradicen su versión de que «no se ha producido ningún hecho trágico en suelo español» han descartado ya su candidatura. Fuentes socialistas admiten que Marlaska «está achicharrado», pero no sólo por este asunto, sino por el efecto acumulado de los escándalos que arrastra en esta legislatura, desde la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos por no informar de las investigación judicial contra el Gobierno sobre las manifestaciones del 8-M en pandemia, hasta sus enfrentamientos con la Policía y la Guardia Civil por la equiparación salarial, el cese del director de la Guardia Civil, Félix Azón por no filtrarle la operación con los CDR, los acercamientos a presos de ETA o los numerosos asaltos a la valla de Ceuta y Melilla. 

«Es el ministro más reprobado de la historia del Congreso», explican fuentes socialistas que vaticinan que ocurrirá lo mismo que en crisis anteriores. «Saldrá vivo de ésta. Siempre en el alambre pero siempre se salva», auguran estas fuentes que contraponen su capacidad de supervivencia a la de otros torres más altas caídas en el Consejo de ministros. «Cualquier otro ministro caería con todo lo que lleva».

SANCHEZ MARLASKA RABAT
Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska en su visita a Marruecos en 2018. (Flickr Moncloa)

«No hay preocupación en Moncloa»

Sin embargo, «no hay preocupación en Moncloa» por este asunto, sino tranquilidad, porque el tema trasciende al ministro Marlaska y asciende hasta el presidente del Gobierno. Según fuentes gubernamentales, Sánchez ha estado plenamente informado de todo el material que existe para documentar lo ocurrido. Niegan en Moncloa que la actuación del Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, y la Fiscalía General del Estado, sea una anticipo de abandonar al titular de Interior, previo a su caída. 

En el núcleo del presidente recuerdan la importancia de un ministro del Interior, uno de los ministerios de Estado, cuya cabeza no se puede servir fácilmente en bandeja a la oposición, como evidencia el hecho de que solo un responsable de esta cartera ha tenido que dimitir en mitad de su mandato por un escándalo de primera magnitud: el socialista Antoni Asunción por la fuga del exdirector de la Guardia Civil, Luis Roldán. Y es que a este ministerio llega información muy sensible, y su responsable no se puede derrocar por una cuestión que afecte a la integridad territorial de nuestro país, por el efecto llamada que podría provocar en futuras oleadas migratorias.

Las fuentes socialistas y gubernamentales consultadas descartan también que se vaya aceptar la comisión de investigación que piden Podemos, Bildu y ERC sobre lo ocurrido en Nador, y tampoco se harán públicas todas las imágenes captadas por el helicóptero y el dron de la Guardia Civil. Ante la petición de las Fiscalía, el Ejecutivo sostiene que «no hay más imágenes» que las que visionaron in situ los miembros de la Comisión de Interior del Congreso en Melilla, pero entienden la necesidad de que se haga una investigación real en la que recoja por escrito las explicaciones del ministro y se envíen a la Fiscalía general del Estado. 

Coral de ministros

Muestra del blindaje del presidente sobre la figura de Marlaska fue el cierre de filas total de los miembros del Gobierno. Moncloa tocó a rebato y hasta cinco ministros salieron públicamente a respaldar a su colega de Interior, comenzando por la acreditada voz del ministro de Presidencia, Félix Bolaños. «Todos los ministros del Gobierno de España, todos en su conjunto, están comprometidos con la defensa de los derechos humanos y esos valores». 

Siguiendo el argumentario oficial, la vicepresidenta Teresa Ribera: «Tengo el mejor concepto del ministro Marlaska»; y la económica, Nadia Calviño: «No tengo ninguna duda de que se aclarará todo, no tengo ninguna duda por supuesto».  También la titular de Industria, Reyes Maroto, mandó el «máximo apoyo» al responsable de la cartera de Interior quien, por su parte, rechazó este jueves haberse planteado dimitir «en modo alguno» y defendió la actuación «proporcional de la actuación de la Guardia Civil».

contactophoto 0735402566 1 1 665x374 1
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en un acto en Vitoria-Gasteiz, a 5 de noviembre de 2022, en Vitoria-Gasteiz, Álava, País Vasco (España). La visita de Sánchez llega en un momento en el que las encuestas reflejan un repunte del PSOE en detrimento de Alberto Núñez Feijóo. Además, la polémica en torno a la renovación del CGPJ ha aumentado la tensión política en España. Este acto es un acto más de la precampaña en Vitoria-Gasteiz y Álava, campaña que ya inició EH Bildu en septiembre con otro acto en el Palacio Europa. PNV sigue de momento en el proceso interno para ratificar a sus candidatos.,Image: 735402566, License: Rights-managed, Restrictions: , Model Release: no, Pictured: PEDRO SÁNCHEZ, Credit line: Iñaki Berasaluce / Europa Press / ContactoPhoto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí