sabotaje

Las explosiones que afectaron en septiembre a los gasoductos Nord Stream 1 y 2 en el mar Báltico, construidos para llevar el gas ruso a Europa, fueron un sabotaje fruto de la guerra en Ucrania, según ha dicho este viernes el fiscal encargado de la investigación preliminar en Suecia.

«Los análisis que se han realizado muestran restos de explosivos en varios de los objetos extraños descubiertos», dijo en un comunicado el fiscal Mats Ljungqvist, encargado de la investigación preliminar abierta tras el descubrimiento a finales de septiembre de cuatro enormes fugas de gas en los gasoductos que unen Rusia con Alemania.

Mientras tanto, más de diez millones de ucranianos continúan sin electricidad en sus casas a causa de los problemas que sufre el sistema eléctrico de Ucrania por los ataques de Rusia durante la guerra en Ucrania, según ha explicado esta noche el presidente del país, Volodimir Zelenski.

16687610558000.jpg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí