Tubería rota en Madrid

El Ayuntamiento de Madrid prevé reabrir el tráfico en el tramo cortado de la M-30 para la hora punta de este viernes, según ha informado en su cuenta de twitter el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

A última hora del jueves, la circulación viaria en Madrid aun no se había normalizado en su totalidad, después de que la rotura de una tubería en la zona de Marqués de Vadillo provocara esta mañana inundaciones en la M-30 y, consiguientemente, importantes atascos de tráfico.

Tras la reapertura de la calle Antonio López y el acceso desde Marqués de Vadillo al túnel «by pass» de la M-30 en dirección a la A-3, solo permanecen cortados el ramal de la M-30 que une la glorieta del Marqués de Vadillo y la entrada de la glorieta de Pirámides (que abrirá a primera hora del viernes); la calle Antonio Leyva entre Marqués de Vadillo y Jacinto Verdaguer, y el acceso hacia la calzada interior de la M-30 sentido A-5.

Para más adelante quedará la reparación de la tubería de medio metro de diámetro causante de la inundación. Según el Canal de Isabel II, pasarán no menos de dos semanas hasta que esté lista. El subdirector de conservación del Canal II, Manuel Rodríguez Quesada, ha mencionado que probablemente la antigüedad de la tubería y que sea de fundición gris hayan sido los detonantes de la rotura.

El incidente ha liberado más de 4.000 metros cúbicos de agua y ha causado, además, inundaciones en garajes y bajos de los edificios de la glorieta y los carriles que confluyen en ella. Alrededor de un centenar de trabajadores de los distintos servicios técnicos y de emergencias han intervenido en el incidente.

La avería se ha producido a las 2,25 de la madrugada, anegando de agua el entorno de Marqués de Vadillo y los ramales RR (Marqués de Vadillo-Pirámides) y XC (Marqués de Vadillo-baipás A-3) de la M-30, alcanzándose los cuatro metros de agua en el primero de los túneles.

Durante la hora punta del jueves han permanecido cortados todos los accesos a la glorieta del Marqués de Vadillo desde las calles Antonio Leyva, Antonio López, General Ricardos y accesos a M-30, además del túnel baipás (sentido A-3).

Ello ha acarreado problemas circulatorios en el nudo sur de la M-30, la calle General Ricardos o el paseo del Marqués de Monistrol, donde la retención ha llegado a tener 2,5 kilómetros.

También ha habido desvíos en las líneas de autobús 23, 34, 35, 116, 118 y 119 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Los bomberos de la capital han intervenido para revisar los edificios próximos y han comprobado que no hay daños estructurales; también han actuado en un garaje afectado por el agua, y luego se han centrado en el desagüe de las balsas que se han formado en la M-30.

Además, la rotura de la tubería ha causado a su vez fracturas en la calzada, lo que ha generado una corriente de agua que ha anegado bares, comercios, un colegio y un aparcamiento de la zona.

Pasado el mediodía, decenas de trabajadores y propietarios de los comercios, continuaban sacando el agua amarillenta con tierra de todos los rincones de sus locales. Algunos han preferido mantener cerrado y otros extender sus horarios para intentar compensar las pérdidas de la mañana.

La acera izquierda de la calle Antonio de Leyva, en su entrada a la glorieta de Marqués de Vadillo, está destrozada y tardará en repararse “varios días”, según los bomberos.

Pese a todo, no ha habido afecciones al suministro de agua en las viviendas de la zona, ya que de manera casi inmediata el Canal de Isabel II ha establecido una alternativa de suministro para dar servicio a los vecinos.

f.elconfidencial.com original ec1 178 f83 ec1178f83a0b057db2213e2edbc2125f

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí