verificación de usuarios

La jornada de comicios municipales en Nicaragua transcurrió este domingo en un ambiente de tranquilidad, con pequeños incidentes, la prohibición de tres partidos opositores y con el presidente del país, Daniel Ortega, asegurando que se votaba por la paz. La mayoría de las 7.931 juntas receptoras de votos (JRV) en 3.106 centros de votación repartidos por todo el país cerraron sus puertas hacia las 18:00 hora local (00:00 GMT del lunes), sin que se haya registrado ningún incidente de consideración, para comenzar con el recuento de votos. La jornada electoral, en la que estaban convocados a las urnas más de 3,7 millones de nicaragüenses para elegir las autoridades de 153 municipios, se desarrolló con «afluencia en todos los centros de votación», destacó la presidenta del Consejo Supremo Electoral, Brenda Rocha. Tanto el jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés, como su par de la Policía Nacional y consuegro del presidente Ortega, Francisco Díaz, coincidieron en que el proceso se realizó sin incidencias. OPOSICIÓN EXCLUIDA: POCA AFLUENCIA En tanto, organizaciones opositoras como la Unidad Nacional Azul y Blanco y el observatorio de incidencia política Urnas Abiertas, aseguraron que el proceso se caracterizó por la escasa afluencia, la detención de dos opositores y la intimidación de otros, así como la presión estatal sobre empleados públicos y policías para ejercer el sufragio. Destacaron la ausencia de tres partidos políticos opositores, que fueron ilegalizados el año pasado, la de sus dirigentes, en prisión desde el 2021 condenados por delitos considerados «traición a la patria», y la de decenas de miles de nicaragüenses que se han ido del país desde que estalló una crisis sociopolítica en abril de 2018. Urnas Abiertas, compuesto por un grupo de expertos multidisciplinario y voluntarios, denunció que el partido de Gobierno solicitó a sus militantes y a trabajadores del Estado reportar su voto a través de una fotografía para confirmar su participación. Ese observatorio también informó de que «en su afán de llenar las urnas», el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional usó «vehículos del Estado para trasladar votantes a los centros de votación». ORTEGA DICE QUE SE VOTA POR LA PAZ El presidente Ortega dijo, tras ejercer el sufragio, que en estos comicios municipales se votó por la paz. «Este voto es un voto por la paz, más allá del partido al cual se le deposita el voto, se está votando por Nicaragua, y al votar por Nicaragua se está votando por la paz», señaló Ortega, tras sufragar en una junta receptora instalada cerca de su mansión, en Managua. El FSLN, del cual Ortega es su secretario general, gobierna actualmente en 141 de las 153 alcaldías y es favorito para quedarse con todas o la mayoría de las alcaldías, incluyendo la capital, debido a la ilegalización de tres partidos opositores y a que siguen en prisión sus principales dirigentes. La baja de 755.000 ciudadanos del padrón electoral en un año y la usurpación de las identidades de ciudadanos que aparecieron inscritos como candidatos, incluidos presos, fallecidos, exiliados o ajenos a la política, fueron parte de las incidencias reportadas en los comicios. Tanto Estados Unidos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA deslegitimaron los comicios municipales en Nicaragua. Para Washington, se trata de «otra farsa electoral» debido a que «se negará nuevamente a los nicaragüenses el derecho a elegir libre y justamente a sus autoridades municipales», ya que los líderes de la oposición permanecen «injustamente encarcelados o en el exilio, y sus partidos prohibidos». En tanto la CIDH expresó «su preocupación por la ausencia de condiciones para la realización de elecciones municipales libres, justas y competitivas en Nicaragua», por lo que urgió «al Estado a restablecer las garantías y libertades democráticas propias de un Estado democrático de derecho mediante la separación de poderes y el cese de la represión». Además del FSLN, en los comicios participaron el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Alianza por la República (APRE), Partido Liberal Independiente (Alianza PLI) y Yapti Tasba Masraka Nanih Asla Takanka (YATAMA), considerados como «colaboradores» del oficialismo por la oposición excluida. Está previsto que los primeros resultados preliminares se den a conocer a las 22:00 hora local (04:00 GMT del lunes)

Captura de pantalla 2022 11 07 a las 8.15.02

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí