viaje de Macron a Argelia

Las autoridades marroquíes no han podido disimular su malestar con el presidente francés, Emmanuel Macron, tras la visita de este a Argel. Al parecer, los marroquíes parecen tener constancia de que el encuentro del presidente francés con su homólogo argelino tuvo más contenido y sustancia que las conversaciones del gas. En el trasfondo de todo se encuentra también la oposición francesa al gaseoducto desde España, asunto este último que ya enfrenta al país galo con sus vecinos alemanes.

El enfado monumental de Marruecos con Francia se centra en el hecho de que Macron habría ofrecido una relación privilegiada a Argelia, en detrimento de Marruecos, además de prometer la posible venta de armas de todo tipo y aviones militares.

Para observadores marroquíes esta es una gran oportunidad para España, ya que Mohamed VI podría estar valorando girar hacia nuestro país como socio privilegiado en lugar de Francia. El malestar con los franceses del monarca alauita es todavía mayor, toda vez que entiende que se filtraron de manera interesada imágenes suyas por las calles de París que podrían proceder de servicios de seguridad franceses, encargados de proteger al rey de Marruecos, junto a su escolta personal.

No se fían de Sánchez

Aunque las autoridades marroquíes todavía no han superado la sorpresa de lo fácil que fue hacer variar la postura de España respecto al conflicto saharaui, tienen serias dudas de la posición española. Reconocen que ellos pusieron en marcha una sofisticada operación de inteligencia, pero no esperaban una rendición tan rápida y fácil.

Precisamente, por ese carácter tan voluble que ha evidenciado Sánchez ante Marruecos, las autoridades del país vecino no se fían de él. Las mismas fuentes aseguraron a este periodista que si hubiese otro gobierno en España, sería el momento de agrandar acuerdos ya que ahora mismo la simpatía marroquí se decanta por nuestro país.

El viaje de Macron a Argelia ha hecho saltar todas las alarmas en la corte de Mohamed VI. Los servicios de inteligencia del país norteafricano creen que Macron podría estar repitiendo con Argelia el mismo esquema que Sarkozy con Libia. La oportunidad parece clara para España, pero el gas argelino pesa mucho en este juego de equilibrios que las distintas diplomacias tienen que jugar

63091ca8029c5.r d.1050 486

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí