fijos discontinuos

Al menos 444.000 fijos discontinuos están inactivos y buscando otro empleo, pero el Ministerio de Trabajo no los contabiliza como parados. Esto siempre ha sido así, nunca se han incluido como desempleados pese a estar ‘parados’ durante una temporada, pero este matiz estadístico cobra ahora más importancia al ser el tipo de contrato indefinido que más está creciendo con la reforma laboral, que desde primavera obliga a sustituir los de muy corta duración por modalidades indefinidas.

A lo largo de este año se han firmado ya casi dos millones de contratos fijos discontinuos, pero una parte importante de éstos no están realmente trabajando ni cobrando. En estos periodos de inactividad, los trabajadores incluso pueden recurrir a la prestación por desempleo si ha cotizado lo suficiente. La cuestión es que esos fijos discontinuos inactivos, que ya se aproximan al medio millón, no se contabilizan como parados en las estadísticas de Trabajo por el mero hecho de tener un contrato activo, aunque no estén trabajando.

Publicidad

Hace una semana se conoció el dato de paro del mes de octubre, que resultó ser el más positivo de la serie al descender en 27.000 personas, cuando en los meses de octubre suele crecer el desempleo. Este resultado sorprendió a la mayoría de expertos y analistas, quienes apuntaron que esta cifra estaba alterada por la reforma laboral y habría que esperar unos días a que el Ministerio de Trabajo desglosara los datos de demandantes de empleo con relaciones laborales, donde se ‘esconden’ aquellos fijos discontinuos que no están trabajando en estos momentos.

La estadística de empleo publicada este jueves y consultada por Vozpópulimuestra que en octubre la cifra total de demandantes de empleo con relaciones laborales (que incluye a trabajadores en ERTE y fijos discontinuos inactivosascendió a 461.277, frente a los 229.059 del mismo mes de 2019, justo el doble. También crece la cifra respecto al mes anterior, septiembre, cuando se registraron 303.559 demandantes de empleo con relaciones laborales. 

Para ser más exactos, de los 461.277 demandantes de octubre habría que descontar los 17.000 afectados por un ERTE que había en este mes de octubre. El resultado son los 444.000 fijos discontinuos inactivos y que que buscan otro empleo. En definitiva, este crecimiento de los demandantes de empleo con relaciones laborales se debe fundamentalmente al crecimiento exponencial de los contratos fijos discontinuos, lo que de alguna manera confirma que la cifra de paro está alterada por la reforma laboral, complicando la comparación con otros años de la serie.

Además, hay que tener en cuenta que la cifra real de fijos discontinuos ‘sin trabajo’ podría ser superior a las 444.000 personas, puesto que hay trabajadores que no se inscriben en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) como demandantes de empleo y, por tanto, no figuran en las estadísticas del Ministerio de Trabajo. 

Crecen en todos los sectores

Los datos desagregados publicados este jueves por Trabajo permiten también identificar los sectores en los que se localizan estos fijos discontinuos inactivos. Este tipo de contrato ha sido tradicionalmente utilizado en sectores estacionales, como la hostelería y la agricultura. Por eso no es de extrañar queel 43% de los demandantes de empleo con relaciones laborales se concentren en estos dos sectores

No obstante, sí resulta llamativo que el número de personas se ha duplicado y triplicado en estos casos, con 105.510 demandantes de la hostelería, frente a los 55.839 de 2019, y 94.234 de la agricultura y pesca en octubre de este año, frente a los 31.311 de 2019. En este sentido, gran parte del crecimiento de los demandantes de empleo con relación laboral totales (232.218, un 101,4% más) se debe al incremento experimentado en estos sectores. 

Sobre este asunto alertaban hace unos días desde Randstad Research. «Un sector en el que se han firmado muchos contratos fijos discontinuos es en hostelería. Al finalizar la campaña turística de verano, miles de personas se quedan sin trabajo pero no sin contrato, al seguir vivo el fijo discontinuo. Y pasan a demandar empleo pero no con la categoría de parados», comentaban.

También destaca el número total de demandantes de empleo con relación laboral en la industria manufacturera, que alcanza las 60.155 personas, frente a las 31.502 de 2019; y en las actividades administrativas, donde se pasa de 25.406 personas en octubre de 2019 a 52.709 este año, según los datos del Ministerio de Trabajo. En general la cifra crece en todos los sectores excepto en las actividades financieras y de seguros, donde hay 2.248 demandas menos que en 2019.

Yolanda Diaz fijos discontinuos e1668111097861.jpg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí